Revisión de Tasación

La revisión de tasación es el acto o el proceso de desarrollar y comunicar una opinión sobre la calidad del trabajo de otro tasador, que se realizó como parte de una tasación u otra revisión. El objetivo de una revisión  puede dirigirse sobre todo el trabajo o parte del trabajo realizado por otro tasador. Por ejemplo, el cliente podría solicitar que el revisor verifique el croquis únicamente, o las ventas comparables que se usaron en la tasación, o el método de capitalización de rentas. El usuario típico de una revisión residencial o comercial puede ser cualquier persona o entidad que desee desarrollar una opinión sobre la calidad del trabajo de otro tasador.

Para producir una revisión residencial el revisor requiere una copia de la tasación y de los documentos que el tasador tuvo a su disposición para realizar el trabajo. En términos generales, el revisor no puede basar su juicio en información que el tasador no pudo haber tenido a la fecha efectiva de la tasación.

Alcance de la Revision

Dependiendo del alcance de la revisión, el revisor podría tener que realizar un procedimiento similar al que hizo el tasador. Esto incluye, pero no se limita, a ver la propiedad tasada, las comparables que se usaron y hacer una búsqueda de ventas comparables como si la estuviera tasando. También requiere que el revisor analice los cálculos matemáticos y que verifique si el trabajo cumple con los estándares de ética y las leyes y reglamentos que regulan la profesión. Pero sobre todo se debe determinar si el reporte está sustentado, es razonable, es adecuado y hace sentido.

Cabe mencionar que los estándares de ética exigen que cuando el revisor no está de acuerdo con el valor concluido por el tasador, el revisor está obligado a realizar una tasación de la propiedad. Por tal razón, el cliente tiene que decidir si el alcance de la tasación requiere que el revisor desarrolle una opinión sobre el valor de la propiedad en cuyo caso el costo de la revisión podría incluir una tasación de la propiedad.